Limpieza de alfombras

Conservación y desinfección de alfombras

El calor ya ha hecho acto de presencia y es momento de aligerar nuestra casa: abrir ventanas, descorrer cortinas y, cómo no, guardar las alfombras. Al igual que hacemos con el “cambio de armario” al pasar de una temporada a otra, las alfombras son parte de la vestimenta de nuestro hogar y deben de guardarse de forma adecuada y limpias hasta el próximo invierno. Para su limpieza hay que tener en cuenta que han estado a nuestros pies a lo largo de, al menos, dos meses; aunque las hayamos aspirado durante el tiempo que han estado expuestas, es conveniente someterlas a una limpieza un poco más profunda para que se conserven convenientemente.

 

MANCHAS CONCRETAS:

Aparte del polvo, tierra y demás suciedad que pueda haber quedado en las fibras de nuestras alfombras, es casi inevitable que haya manchas de algún líquido como vino o café. Para tratar este tipo de manchas es fundamental utilizar los productos adecuados y no dejar pasar mucho tiempo antes de eliminarlas.

Existen multitud de trucos caseros para limpiar las alfombras, pero casi todos conllevan un gran esfuerzo para quien lo tiene que realizar y no tiene experiencia, y tampoco aseguran una correcta limpieza y desinfección. Por ello, es conveniente llevar las alfombras a una empresa especializada para que, de esa forma, tengamos la seguridad de que las guardamos de la mejor manera posible, alargando su vida útil durante más tiempo.

En este sentido, en Limpiezas y Mantenimientos Ayala disponemos de productos formulados para este tipo de superficies, que aseguran la perfecta eliminación de manchas como las que hemos nombrado. Si bien es cierto que esas manchas son tratables y, aplicando los medios adecuados, se eliminan sin dejar rastro, aquellas de origen ácido afectan a la fibra, por lo que, aunque mitigadas, dejarán cerco en nuestra alfombra. En este caso, se informa al cliente antes de empezar el trabajo.

Además de productos de uso industrial específico para alfombras o tapices, aplicamos un doble proceso de limpieza: es conveniente aplicar con cepillo un primer producto en seco para después utilizar su complemento incorporado a la vaporeta.

No es un trabajo que nos soliciten mucho, pero estamos preparados para llevarlo a cabo, obteniendo, en todos los que hemos realizado hasta el momento, unos resultados óptimos para el cliente.

marketing