Internet y limpieza

Internet y limpieza

No es nada nuevo que Internet ha cambiado la forma de entender la sociedad, la comunicación y el mundo en su conjunto. Quizás hasta ni recordemos cómo era todo antes de la aparición de la “red de redes”. Tal es la implantación de Internet en nuestras vidas, que desde hace un tiempo se viene empleando el término de “Internet de las cosas” o IOT para referirnos a la interconexión digital de los objetos cotidianos a través de la red. Ejemplos tenemos por todas partes: desde el riego automático de jardines cuando se detecta que hay poca humedad en el ambiente, hasta los coches sin conductor que empiezan a asomarse por las calles.

En esta revolución también tienen cabida los adelantos y la interconectividad en el sector de la limpieza, tanto doméstica como profesional. Actualmente existen en el mercado robots de limpieza de suelos, que están dotados con sensores para limpiar sin chocar y adaptando la presión de los cepillos, por ejemplo, según sea el piso en el que están rodando. Sin embargo, el IOT va más allá de esos sensores, pues gracias a la integración de otro tipo de tecnologías se puede implementar cualquier objeto para que recabe datos y establezca comunicación entre el entorno y la empresa de limpieza, o entre el cliente y la empresa, aunque es un campo aún poco explorado en este sector.

Obviamente, esta integración y su consiguiente cambio en la forma de entender y trabajar en la limpieza dependerán del desarrollo de tecnologías en nuestro sector. Este paso se dará cuando seamos capaces de recabar datos de nuestros procesos productivos para sacar conclusiones de los tiempos, recursos empleados y resultados conseguidos. La información es poder y si somos capaces de clasificar ese tipo de datos, podríamos optimar, por ejemplo, el consumo de productos de limpieza o el agua y la luz que se utilizan en los trabajos; procesos que, a la larga, no solo beneficiarían a la empresa, sino al Planeta y a la sociedad.

En Limpiezas y Mantenimientos Ayala no somos desarrolladores de ningún tipo de software ni nos dedicamos a la investigación tecnológica, pero sí somos sensibles a los avances en este sentido. Estamos muy pendientes de los proyectos de I+D+i que puedan cambiar nuestro sector y animamos a las empresas tecnológicas y a las universidades, como la Universidad Politécnica de Cartagena, a que sigan investigando para ir mejorando los procesos productivos en pos de una sociedad más equilibrada y eficiente.

marketing