Home

La calidez de la limpieza

Preparando la casa para Navidad

Ahora que parece que ha entrado el frío, toca terminar de preparar nuestras casas para la venida, no solo del invierno, sino de fechas de reunión y encuentro con nuestros seres queridos. Y es que, en Navidad, es cuando le damos a nuestros hogares un “uso” más intenso, ¿no creéis?

Ya que es tiempo de reencuentros y reuniones en casa, la debemos de preparar para que nuestros invitados y nosotros mismos nos sintamos a gusto. Por ello, se hace indispensable plantearse una puesta a punto de, por lo menos, las estancias más destacadas, a saber, el salón-comedor y la cocina.

Preparando la casa para Navidad con Limpiezas Ayala

La cocina es el punto caliente cuando toca “poner casa” en este tipo de celebraciones. Aunque es cierto que se puede optar por el servicio de catering o comprar la cena o comida ya hechas, la cocina es la estancia que soporta el peso de la preparación de la reunión. Es preciso hacer una limpieza a fondo, más si cabe si vamos a cocinar ese día; está claro que, ya que hay que trabajar, mejor que sea en un entorno limpio.

Pero sin duda, el punto neurálgico de nuestras reuniones familiares en casa es el salón-comedor: todos nuestros invitados sentados a la mesa, adornada para la ocasión, junto con el resto de la estancia, los sofás y sillones preparados para la sobremesa, las alfombras puestas para aportar esa calidez tan gratificante… Esta escena tan acogedora y agradable requiere de una cierta preparación. Por ello, desde Limpiezas Ayala recomendamos realizar una limpieza a fondo del salón, prestando, quizás, más atención a las tapicerías, tanto de los sofás, sillas y sillones, como a las  alfombras. Ambos aspectos deben estar impecables, dado que en esta época del año van a tener un uso especial y más intenso que en otro momento.

Por ejemplo, las alfombras, además de ser un elemento decorativo, también cumplen su papel práctico aislando la estancia del frío del suelo. Esta finalidad adquiere más importancia si cabe cuando hay niños pequeños en casa, pues ellos sí que van a usar las alfombras como zona de juegos mientras estén allí. Por ello, recomendamos prever con cierto tiempo una limpieza a fondo de estos elementos, para que luzcan limpios y desinfectados.

Se acerca una época especial y entrañable que, aunque nos acarree un poco más de trabajo, es también muy gratificante. Desde Limpiezas y Mantenimientos Ayala nos ponemos a tu servicio para ayudar a que tu Navidad sea inolvidable.

Limpieza en oficinas

limpieza en oficinas. Limpiezas Ayala

Limpieza en oficinas

El aliado perfecto para tu empresa

Nuestro objetivo como empresa de limpieza que somos es que nuestro trabajo debe de pasar desapercibido en cuanto a su ejecución, pero debe percibirse una vez terminado el servicio. De esta manera, se logra poner en valor el espacio que se ha limpiado. Esto se traduce en que, cuando se nos contrata para realizar un servicio, debemos desarrollar nuestro trabajo con la máxima discreción, diligencia y eficacia posibles, interfiriendo al mínimo en la actividad cotidiana del cliente, para conseguir un resultado, no solo estético, sino también higiénico.

Esta manera de proceder la aplicamos a diario, pero cobra especial importancia cuando se trata de la limpieza de oficinas o locales comerciales. En estos casos, la limpieza debe de ser un aliado de la empresa, pues estos lugares son el punto de encuentro entre la compañía y sus clientes y proveedores.

En estos casos, Limpiezas Ayala se coordina con el cliente para adaptar procedimientos y horarios especiales, en su caso, con el objetivo de complementar, para bien, la imagen de nuestros clientes de cara a los suyos. Para ello, nos reunimos con el responsable, visitamos el local u oficina y, así, conocemos de primera mano tanto sus necesidades como las carencias de que adolecen, en lo que a frecuencia de limpieza y metodología se refiere. Con estos datos, establecemos la manera de trabajar para con ellos y mantenemos una línea de comunicación abierta para ir incorporando modificaciones al plan inicial, según vayan cambiando las necesidades de nuestro cliente.

Además, adquirimos con ellos un compromiso de total confidencialidad, por lo que nuestro personal casi, casi es considerado como parte de su plantilla, pues son muy conscientes del papel que juegan para ese negocio o local comercial.

Por último, y como marca la ley, nos coordinamos a nivel de riesgos laborales con estas empresas en las que limpiamos para intercambiarnos información en esta materia e informar a los trabajadores destinados a esos lugares.

Nos sentimos muy orgullosos de formar parte del día a día de nuestros clientes, pero, si cabe, un poquito más en estos casos, pues depositan en nosotros su confianza para acompañarles en su desarrollo empresarial. Desde aquí, os damos las gracias y os aseguramos que seguiremos dando lo mejor de nosotros en vuestros locales para que vosotros podáis desarrollar vuestra actividad en el mejor ambiente.

Etiquetado de los productos de limpieza

Una de las herramientas de trabajo que manejamos son, obviamente, los productos de limpieza. Por el volumen de trabajo y por las características del mismo, las empresas de este sector utilizamos productos de gama industrial, que están pensados para que los resultados sean óptimos de cara al cliente y sean eficientes de cara a la empresa.

Estos productos tienen base química, por lo que, para su manipulación y uso se deben de observar ciertas normas de seguridad. Es cierto que, utilizados de forma correcta, el riesgo para la salud que puedan generar estos compuestos es mínimo, pero se deben de conocer para reducirlos a cero. Para ello, disponemos de las fichas técnicas y de las fichas de seguridad de cada uno de los productos que manipulamos, en las que, además, quedan recogidas las dosis recomendadas para que el resultado sea el adecuado.

A pesar de lo técnico que pueda parecer todo esto, los componentes del friegasuelos, de los limpiadores de metal o del ambientador que aplicamos en nuestro día a día como empresa de limpieza, no difieren mucho de los que contienen los que cualquier usuario puede utilizar en su hogar.

Si nos fijamos en los envases de los productos de limpieza todos deben de llevar impresos unos símbolos que indican el riesgo que puedan entrañar (insistimos, siempre que se usen de forma incorrecta), y que no todos los usuarios entienden. Por ello, nos parece muy interesante recoger el resumen que realizó recientemente la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) a este respecto (https://www.ocu.org/):

A parte de conocer y entender lo que indican estos símbolos, la mejor prevención es el sentido común y utilizarlos siempre de forma lógica:

    – Seguir siempre las indicaciones de los fabricantes y que vienen impresas en los envases.

    – Nunca ingerir ni oler directamente productos como el amoniaco o la lejía.

    – No dejarlos nunca al alcance de los niños.

    – No almacenarlos durante mucho tiempo ni bajo temperaturas muy altas: es recomendable comprar envases pequeños (sobre todo de los productos con más peligrosidad) para usarlos de una vez, a tenerlos en casa largos periodos de tiempo.