Autor: Limpiezas Ayala

Limpieza de obra

El toque final

No sabemos si ha sido por la pandemia y el confinamiento que soportamos la sociedad en 2020, pero actualmente estamos viviendo un boom de reformas de viviendas particulares. Bien porque, al pasar tanto tiempo encerrados en casa, no dejábamos de ver esos rodapiés mal puestos, o ese cuarto de baño tan desactualizado, bien porque nos dimos cuenta de que maximizar el espacio es clave para contar con un hogar acogedor y funcional a la vez.

Por cualquiera de estos motivos (y más que hay), desde finales del año pasado y lo que llevamos de 2021 parece que vemos más contenedores de escombros a los pies de los edificios y más furgonetas de oficios por las calles de la ciudad. No es solo una impresión: según lo que publicó el diario El Economista en enero de 2021, el sector reformas creció un 30% en el último semestre de 2020, vaticinando un mantenimiento de esta tendencia en el presente año, unido a las ayudas que ofrecerá el Gobierno en este sentido.

 

Los oficios y uno más

Sea de la envergadura que sea una reforma, al finalizarla siempre se tiene que hacer una limpieza a fondo. Si es una reforma integral, más aún, pues lo más seguro es que hayan pasado todos los oficios posibles: albañiles, fontaneros, carpinteros, electricistas, pintores… con todo lo que eso implica (¡uf!).

Cuando pensamos en una reforma tendemos a quedarnos en esos oficios, los normales en una obra, claro. Sin embargo, es necesario incluir en esa lista a las empresas de limpieza, como Limpiezas Ayala, porque desde nuestra experiencia podemos asegurar que una limpieza de obra no es una limpieza cualquiera.

Para dejar la casa en perfectas condiciones para volver a poner el mobiliario, si se sacó para hacer la reforma, o el nuevo, si se decidió renovarlo también, y entrar a vivir, hay que dedicarle mucho tiempo y esfuerzo y contar con útiles y productos profesionales.

Por ejemplo, para dejar los alicatados y suelos hay que darles varias pasadas para ir eliminando el polvillo de los junteos, además de quitar los restos de cemento, escayola y pintura que pueda haber; esa tarea lleva su tiempo y su técnica… y es solo un ejemplo. Cristales, ventanas, suelos de tarima, sanitarios… Se puede hacer muy cuesta arriba para afrontarlo sin experiencia ni medios adecuados.

Por ello, os recomendamos que si vais a proyectar una reforma, tengáis en cuenta su magnitud y si al finalizarla necesitareis limpiar a fondo, pues es conveniente contratar ese tipo de limpieza con margen suficiente para no retrasar en demasía la vuelta a una casa reformada.

 

Foto creada por wayhomestudio – www.freepik.es

Tik Tok y la limpieza

Limpieza y redes sociales

Conocemos la red social Tik Tok por ser una herramienta divertida por la que se pueden hacer y compartir vídeos rápidos de lo más originales. Sin embargo, hemos comprobado que también hay espacio para algún que otro consejo de limpieza.

Nos hemos fijado en uno en concreto que estos días se ha hecho viral. Se trata del que ha colgado la influencer Carolina McCauley para quitar las manchas de los sofás de tela y además dejarlos desinfectados.

 

@carolina.mccauley🌷 How to clean and deodorize your couch. ##cleaningtips ##cleaninghacks ##cleaningtiktok ##homehacks

♬ original sound – Matthew Hall

Según expone en el vídeo, primero hay que humedecer el sofá, rociándolo con agua tibia. A continuación, se espolvorea bicarbonato sódico, se frota con un paño húmedo alguna mancha que pueda haber y se deja secar. Por último, se aspira toda la superficie para eliminar el bicarbonato y, con él, la suciedad. El toque que da al final Carolina McCauley es rociar el sofá con alcohol isopropílico para desinfectar del todo y mantenerlo sin olores más tiempo.

 

Limpieza de tapicerías

Esta influencer tiene más de un millón de seguidores en esta red y aporta consejos de limpieza caseros que son muy populares, como el que acabamos de traer arriba. Sin embargo, desde Limpiezas y Mantenimientos Ayala sabemos lo difícil que puede llegar a ser la limpieza profunda de las tapicerías de una casa o de una oficina (o incluso las que puede haber en un barco, que también nos hemos hecho cargo de este tipo de limpiezas).

Para ello, y a pesar de las propiedades del bicarbonato, es necesario contar con productos y útiles específicos y de gama profesional para dejar un sofá, una alfombra o una silla forrada de textil como nuevos.

Todos tenemos trucos de limpieza, pero para obtener resultados profesionales, es necesario recurrir a profesionales. No obstante, nos encanta que desde las redes se den esta clase de consejos y que tengan tan buena acogida, ya que pone de manifiesto el interés por este sector que existe. ¡Gracias!

Piscinas, sí, pero con limitaciones

Otro verano con cautela

Este verano es el segundo que pasamos con la COVID-19 entre nosotros. Si bien es cierto que la inmunización de la población está en marcha, la amenaza de una nueva ola no se ha desvanecido.

Las altas temperaturas y los periodos vacacionales animan a la relajación de las medidas de seguridad, y es por ello que debemos de recordar que esto aún no ha pasado, para estar vigilantes y ser prudentes, más aún en época estival.

Desde Limpiezas y Mantenimientos Ayala seguimos observando el uso de la mascarilla durante el desempeño de nuestro trabajo, así como el protocolo de limpieza que adoptamos al inicio de la crisis sanitaria. De esta forma, limpiamos con más frecuencia las superficies de más uso (pomos, barandillas, picaportes y botoneras de ascensor), utilizando para ello bioalcohol o lejía, en sus correctas diluciones.

 

Las piscinas bajo control

Muchas comunidades de vecinos cuentan con piscina comunitaria. Este tipo de instalaciones, aun siendo privadas, deben de regirse por la normativa que ha dictado la Consejería de Sanidad en cuanto al uso de la mascarilla, la distancia de seguridad y los aforos, entre otras:

Distancia mínima de 1’5 metros.

Mascarilla en exteriores si no se puede garantizar esa o en caso de aglomeraciones.

No compartir colchonetas, toallas o taquillas.

Limpieza de las instalaciones con más frecuencia.

 

Ya en la piscina, además de cumplir con las normas generales antes mencionadas, hay que tener en cuenta que:

La ocupación máxima permitida es del 75% del aforo habitual de la instalación.

El aforo del vaso de la piscina varía según su capacidad, siempre teniendo en cuenta que se debe de garantizar 2’25 metros cuadrados por persona.

Debe de haber cartelería informativa de estos aforos en cada instalación.

Os animamos a manteneros informados, pues las medidas cambian según la evolución de la pandemia.

El mayor aliado en estos casos es el sentido común que, junto a la prudencia y al respeto, forman un equipo imbatible para llevar poder disfrutar de un verano tranquilo, dada las circunstancias.

Nuestro personal que presta servicio en las comunidades de vecinos en las zonas de playa que cuentan con piscina van a dar el 200% para garantizar a nuestros clientes la correcta limpieza y desinfección de las zonas que limpiamos.

¡Os deseamos un buen verano a todos!